vivo-de-tu-sonrisa:

Dame amor
vivo-de-tu-sonrisa:

Tu viejo…
La mejor cita de mi vida. Estoy nervioso, ¿porqué, si he salido con ella antes?, no sé, pero esta vez me siento diferente. Me dijo que no le estaba dedicando tiempo, y es la verdad, con tanto trabajo no lo había notado y eso me hace sentir mal. Hoy es el gran día, son las 10:55 am y faltan 5 minutos ¡que nervios!. Me estoy ‘poniendo guapo’ … escucho voces , me asomo y es ella, ¡Oh Dios! que puntual. Está sentada en la sala, es la mujer más linda del mundo sin lugar a duda, me mira fijamente a los ojos, como diciendo “hey, apúrale”, y da pequeños golpecitos al piso con su pie derecho. Bueno, ya estoy listo, voy por el auto y como buen caballero abro la puerta para que aborde. Llegamos al restaurante yo pido café, solo quiero escucharla y contemplarla a los ojos. ¡Dios mío, pero como habla esta mujer, la adoro!. Después de poco mas de 40 minutos nos vamos, llegamos a casa y ella se ve feliz, radiante, corre, brinca, ríe. Nos sentamos en la sala a ver un poco de tv, a mi me gustan las comedias románticas, pero ella toma el control primero y cambia de canal, me mira a los ojos, me da un beso y me dice: “Gracias Papá, te quiero”. (Fuente: my-own-little-secret)

La mejor cita de mi vida. Estoy nervioso, ¿porqué, si he salido con ella antes?, no sé, pero esta vez me siento diferente. Me dijo que no le estaba dedicando tiempo, y es la verdad, con tanto trabajo no lo había notado y eso me hace sentir mal. Hoy es el gran día, son las 10:55 am y faltan 5 minutos ¡que nervios!. Me estoy ‘poniendo guapo’ … escucho voces , me asomo y es ella, ¡Oh Dios! que puntual. Está sentada en la sala, es la mujer más linda del mundo sin lugar a duda, me mira fijamente a los ojos, como diciendo “hey, apúrale”, y da pequeños golpecitos al piso con su pie derecho. Bueno, ya estoy listo, voy por el auto y como buen caballero abro la puerta para que aborde. Llegamos al restaurante yo pido café, solo quiero escucharla y contemplarla a los ojos. ¡Dios mío, pero como habla esta mujer, la adoro!. Después de poco mas de 40 minutos nos vamos, llegamos a casa y ella se ve feliz, radiante, corre, brinca, ríe. Nos sentamos en la sala a ver un poco de tv, a mi me gustan las comedias románticas, pero ella toma el control primero y cambia de canal, me mira a los ojos, me da un beso y me dice: “Gracias Papá, te quiero”.